Bienvenidos a todos ustedes

Sean bienvenidos al blog perrosfascinantes es un gusto, y un agrado para todos nosotros que nuestro blog sea visitado, ademas puedes gozar de juegos, encuestas, ver videos, y una serie de actividades que hemos preparado para ti, disfruta y esperamos volver a verte.

miércoles, 24 de marzo de 2010

¿Qué hago si se pelea?


Pocas cosas resultan tan molestas en un perro como una propensión grande a pelear con sus congéneres.Este tipo de perros crea problemas en los paseos, dado que cualquier motivo suele ser detonante de su agresividad, y se enzarza en broncas con otros perros del parque por la posesión de un palo o una pelota.La mayoría de los perros peleones son el resultado de factores que les llevaron a creer que en la respuesta agresiva estaba la solución a sus problemas.
El perro peleón se hace, no nace, y es labor del propietario conducirlo hacia unas pautas de comportamiento equilibradas y no agresivas.
La agresividad es uno de los estados emocionales más importantes en el perro.
En tanto en unos perros el temperamento agresivo se manifiesta abiertamente a la menor provocación, en otros es preciso poner al animal ante una situación extrema.

TIPOS DE PELEA Las peleas entre perros responden a unas características concretas. Las más comunes son la disputa de jerarquía entre dos machos.
En las peleas entre dos machos de razas como los perros de pastor, etc., hay mucho ruido y pocos mordiscos, son demostraciones de poder antes que agresividad real y siguen unas pautas ritualizadas que evitan que se provoquen serio daño. Por el contrario, si uno de los perros pertenece a razas de pelea como (Bullterrier, Staford) o de presa (Dogo argentino), la pelea no acabará de manera natural y es necesario separar a los dos contrincantes cuanto antes.
Muy diferente es la pelea jerárquica entre dos hembras, éstas no inhiben la mordida como los machos y se ocasionan graves destrozos, incluso la muerte.
Por lo general, las hembras son poco propensas a pelear y tratan de evitar los conflictos directos.
Raramente veremos la pelea entre una hembra y un macho, puesto que las hembras aceptan sin dificultad la dominancia del macho, pero en ocasiones ocurre que una hembra vieja no tolera la dominancia de un macho joven. Suele ser porque el macho trata de arrebatarla algún objeto como una pelota o están en el territorio (casa) de la hembra.
Cuidado con estas peleas.
El macho tiende a inhibir su mordida ante la hembra, pero ésta no lo hace con los machos, por lo que el perro puede resultar seriamente herido.

10 ideas erróneas sobre reproducción

10 ideas erróneas sobre reproducciónExisten una gran cantidad de ideas muy extendidas entre los propietarios de animales, en muchos casos erróneas y muy arraigadas, que se transmiten de “boca a boca” de unas personas a otras.Es lo que los veterinarios llamamos “los peligros del parque”, y en donde siempre habrá un “listillo” que nos asegurará que él lo sabe “de buena tinta”. En esta ocasión vamos a centrarnos en aquellas relacionadas con la reproducción de nuestras mascotas, pues en algunos casos, tienen gran repercusión como podremos apreciar.
1. Una perra debe tener al menos una camada en su vida: Esta es una de las ideas más arraigadas en la población, a pesar de las recomendaciones contrarias por parte de los veterinarios, y que podría tener como resultado último la dificultad de colocación de determinados cachorros y tras ello el abandono, algo ya inadmisible en nuestra sociedad.
2. Las perras tienen sus celos cada 6 meses y duran 15 días: Habitualmente se habla de que las perras tienen los celos cada 6 meses y con una duración de un par de semanas; esto es un valor medio y sólo se cumple en un 50-60% de las hembras. Es completamente normal que los ciclos puedan ser más cortos o más largos, hasta un solo celo anual, y que la duración del celo varíe desde pocos días hasta cerca de un mes.
3. Un perro castrado se siente disminuido y echará en falta la sexualidad: Al igual que en otras de estas cuestiones, esta apreciación tan errónea se debe a una interpretación antropomórfica de la conducta animal. Un animal no es capaz de entender que le falte nada y que tenga una ausencia de deseo sexual, simplemente se encontrará tranquilo y sin problemas. Provoca más alteraciones de conducta en el animal entero la presencia de hembras en celo que originan ansiedad, vagabundeo, peleas e incluso pérdida del apetito.
4. Es preferible dar unas pastillas o una inyección anticonceptiva que operar a nuestra hembra: Es perfectamente entendible que, al igual que nos sucede a nosotros, nos de cierto reparo enfrentarnos a una intervención quirúrgica en nuestra mascota. La alternativa de los anticonceptivos cada vez está menos aconsejada por los veterinarios, pues son una posible causa de patologías tales como las endometritis o infecciones de matriz, no habiéndose demostrado no obstante, una relación clara con los tumores mamarios.En cualquier caso la cirugía es sin lugar a dudas una opción perfectamente válida para evitar camadas indeseadas, y prevenir múltiples patologías en útero y ovarios, así como los tumores mamarios. Con los medios actuales de anestesia y monitorización, así como con el correcto uso de analgésicos, los riesgos y las molestias son mínimos.

Bulldog Inglés


Bulldog Inglés de gladiador a modelo de pasarelaPero su imagen ha dado la vuelta a lo largo de los años y la actual no es otra que el fruto del esfuerzo y el intenso trabajo desarrollado por la moderna cinefilia inglesa, donde la inventiva de los criadores británicos se ha centrado principalmente en conseguir un muy que llamativo y espectacular perro de exposición.
Ese trabajo para conseguir los objetivos ha dejando de lado ciertos aspectos funcionales que seguramente -esperemos- en un futuro se retomarán.

EN BUSCA DE SU DESTINO Aunque parece que ya existe un consenso, todavía son muchos los cinéfilos que aún hoy día especulan sobre los orígenes de la raza. Según la opinión de varios de los expertos estudiosos del tema, el Bulldog Inglés actual sería el descendiente del cruce entre perros molosoides, de tipo mastín (mastiff), utilizados en tiempos pasados en las Islas Británicas en el manejo del ganado, y los antiguos Alanos españoles, quienes también estaban ya muy acostumbrados en eso de lidiar con las reses bravas.
Con el paso del tiempo, esta casta de perros fue reduciendo su tamaño y abandonando sus funciones de conducción de reses en el campo, para pasar a ser utilizado -durante varios siglos- en espectáculos de enfrentamiento con otros animales.
Esto duró hasta 1835, año en el que se prohibieron estas actividades.En 1875 se fundaría el club inglés del Bulldog, estandarte de la raza, y en 1890 el club del Bulldog de los Estados Unidos. En nuestro país, el club español de la raza (CEBI) fue fundado en 1985.

SU IMAGEN, TODO UN SÍMBOLO El Bulldog Inglés está considerado uno de los emblemas británicos por excelencia. Sabido es, además, que despierta un sentimiento encontrado en todo aquel espectador que le observa, bien sea de extrema hermosura o extrema fealdad.A primera vista observamos que se trata de un perro de pelo corto, más bien bajo de estatura (de 40 cm. de alzada y con un peso que suele rondar en los machos los 25 Kg. y en las hembras los 22,7 Kg.), con una complexión algo pesada, compacto, de imagen poderosa y muy bien asentado sobre sus musculadas y robustas patas.
pelo fino y corto, la piel de su cuerpo está suelta y con arrugas en los cachorros, si bien desaparecen con el crecimiento. En cuanto a los colores del manto, han de ser uniformes, brillantes y puros, y van desde el blanco, estriado, rojo, amarillo y entreverado.
La máscara y el hocico negros.
Su movimiento es peculiarmente pesado y constreñido, caminando con pasos cortos y rápidos sobre la punta de los dedos, los pies traseros no se levantan alto, pareciendo que rozan el piso, corriendo con uno u otro hombro relativamente avanzado.

Escucha a tu cachorro

Los perros son capaces de comunicarse con nosotros y lo hacen mediante vocalizaciones y gestos, del mismo modo que nosotros con otras personas.Frecuentemente cometemos el error de no escuchar con atención a nuestro perro y, por consiguiente, no somos capaces de entender con exactitud lo que nos quiere comunicar.Basta con dedicar un poco de atención a los sonidos que emite nuestro perro para darnos cuenta de que varían notablemente en el tono, la intensidad y el timbre. Esas variaciones expresan sus distintos matices emocionales, como alegría, enfado o miedo.También las personas nos expresamos con distintos tonos de voz, gritamos cuando estamos enojados, tartamudeamos cuando estamos inseguros o nuestra voz es estridente si tenemos miedo. Incluso cuando escuchamos un idioma que no comprendemos somos capaces de reconocer por el tono de voz si la persona se dirige a un niño o a un adulto, si está contenta o triste. Es esta capacidad que tenemos para descifrar el sentido de las vocalizaciones la que utilizaremos para escuchar a nuestro cachorro.Cada vez que nuestro perro ladra nos inquietamos, nos preguntamos qué le puede suceder. ¿Habrá visto a algún extraño? ¿Se encuentra enfermo? ¿Tiene hambre? Luego sabemos que el perro mediante el ladrido nos quiere comunicar alguna cosa. Si le prestamos un poco de atención enseguida aprenderemos a interpretar lo que realmente quiere o lo que le sucede. Los perros no ladran por obcecación, por torpeza o manía, son uno de sus sistemas para comunicarse con nosotros. Aprendamos a escuchar a nuestro perro.Por suerte ya ha pasado la época en la que educar a un perro era someterlo a la voluntad de su amo. Por desgracia muchos adiestradores no lo saben y siguen promocionando una educación fundamentada en el castigo. Para ellos, si un perro no te obedece es porque no te impones, no sabes ocupar tu puesto de líder en la manada. Y si un perro es indisciplinado es por una de estas dos razones, o bien no has sabido dominarle con severidad, o bien eres una persona insegura y por consiguiente incapaz de dirigir tu manada.Las nuevas escuelas de adiestramiento positivo nos están enseñando a escuchar a nuestro perro, porque los animales tienen muchas cosas que contarnos y los seres humanos y los perros podemos convivir armónicamente sin que una especie tenga que someter a la otra.PIENSA COMO UN PERROPara una buena convivencia hemos de ser capaces de prever las dudas y conocer las preguntas que se formulará el cachorro ante los acontecimientos cotidianos. Tenemos que adelantarnos a los acontecimientos y reconocer las cosas que a nuestro perro le van a parecer confusas o le van a provocar miedo. El tubo de escape de una moto puede aterrorizar a nuestro cachorro el primer día que sale a la calle, basta con que imaginemos nuestro terror ante un ruido ensordecedor y repentino para entender su comportamiento.

Muerte de una perrita en un desfile


Polémica por la muerte de una perrita en un desfileLa ‘humanización’ de las mascotas• El pasado 26 de Marzo, falleció una perrita en un desfile de moda canina en Madrid• Las causas de la muerte se conocerán cuando se le practique la necropsia• El suceso ha abierto el debate sobre los riesgos de tratarlos como personas• Los expertos creen que las prendas de abrigo no les perjudican• Advierten del peligro de algunos complementos y de una dieta inadecuadaRopa de firma, estilistas, alimentos ‘gourmet’, masajes, sesiones de ’spa’, acupuntura, fiestas de disfraces…Dicen que algunos perros terminan pareciéndose a sus dueños y lo cierto es que algunas mascotas disfrutan de una vida con tantos lujos como sus propietarios.
La muerte de una perrita llamada Carol durante un desfile de moda canina celebrado la pasada semana en Madrid ha puesto de actualidad el amplio mercado de productos y servicios exclusivos para mascotas. Aunque en un primer momento se informó de que había fallecido ahogada por el abrigo que llevaba, algunos veterinarios que asistieron al evento han apuntado en los últimos días la posibilidad de que muriera de un infarto o incluso envenenada.
La causa de la muerte no se esclarecerá hasta que se conozcan los resultados de la necropsia pero el caso ha abierto el debate sobre la seguridad de estas prendas y la moda de humanizar a nuestras mascotas. ¿Realmente necesitan ropa? ¿Corren algún riesgo? Dog Model, la empresa que organizaba el desfile, sostiene que sus prendas son seguras. Afirma que usan materiales de alta calidad y siempre utilizan velcro en lugar de botones. “Es imposible que la perrita muriera ahogada”, aseguran.
Prendas de abrigo¿Y qué dicen los expertos? José Ballester, veterinario especialista en el aparato digestivo y propietario de varias clínicas en Madrid, afirma que es muy difícil que un perro fallezca por asfixia o se ahogue con una prenda. “Los perros se lo comen todo. A menudo se tragan ropa de sus dueños, ropa interior, medias…aunque es poco frecuente que se coman su ropa”. Los síntomas para detectarlo suelen ser vómitos y malestar en el perro. “Normalmente extraemos la prenda del esófago con un endoscopio. Pocas veces es necesario operar”, explica.Los veterinarios consideran muy difícil que un perro fallezca por asfixia o se ahogue con una prendaEn cuanto a la utilidad de las prendas de abrigo, en general, los veterinarios coinciden en que, aunque no son necesarias, tampoco les perjudican.
En principio, un perro sano no necesita ropa para protegerse del frío aunque en algunas razas de pelo corto o miniaturas puede resultar útil. “Las altas diferencias de temperatura no les sientan bien y el contraste entre las casas con calefacción y la calle en invierno a veces es fuerte”, afirma Ballester.
Complementos peligrososOtra cosa son los complementos cuya única finalidad es estética. El etólogo canino Carlos Alfonso López cree que algunos complementos, como los sombreros, “pueden limitar la expresión de los perros. Su gestualidad transmite información a otros animales. Si la bloqueamos podemos dificultar sus relaciones con otros perros y provocarle problemas de adaptación social. Además, pueden resultarle incómodos y provocar estrés. Si se trata de un collar mal diseñado, corre el riesgo de engancharse y hacerse daño”.Sin embargo, López, que dirige el centro de adiestramiento animal EDUCAN, sí defiende el uso de prendas como abrigos refrigeradores, chalecos salvavidas o botas, que han sido diseñadas especialmente para perros, y que son utilizadas en misiones de rescate o para acompañar a sus dueños en actividades al aire libre: “Estos productos son seguros y fiables, y ayudan a proteger al perro”, asegura.Como suele ocurrir cuando se trata de abrir mercados, los estadounidenses fueron pioneros a la hora de diseñar productos para mascotas. Desde el año 2006 se celebra en Nueva York la Semana de la Moda de las Mascotas (Pet Fashion Week). Firmas como Louis Vuitton o Gucci ya diseñan complementos para animales. En España, Adolfo Domínguez ha lanzado con éxito una línea de moda para perros y cada vez son más las compañías especializadas en servicios exclusivos para mascotas, sobre todo en Barcelona.
Caprichos para mascotasPet à Porter fue uno de los centros pioneros. En sus tiendas se pueden encontrar todo tipo de caprichos para animales. Desde complementos y ropa de firma a servicio de peluquería, manicura, guardería, cosméticos, alimentación, juguetes e incluso sesiones de acupuntura para aliviar dolencias.Cada vez hay más centros que ofrecen servicio de peluquería, manicura, ’spa’, guardería e incluso acupuntura para aliviar dolenciasAunque hay precios para casi todos los bolsillos, Elena Soler explica que muchos de sus clientes -entre los que se encontraba Victoria Beckham-, no reparan en gastos y algunos pueden llegar a desembolsar 600 euros en una sola compra.Raquel Repullés tiene dos chihuahuas y es clienta habitual de la tienda que la cadena tiene en el barrio de Salamanca, uno de los más exclusivos de Madrid. No escatima a la hora de atender a sus mascotas, Bullie y Blondie, y defiende el uso de ropa bonita: “Desde fuera se ve como algo extraño pero yo intento que estén lo más felices posible porque les quiero. A ellas les gusta y les protege del frío”, asegura Raquel.
Comida para perrosLa moda canina ha evolucionado hasta el punto de que hay firmas que diseñan abrigos de visón, una prenda que algunos propietarios de perros solicitan sin parecer importarles el sacrificio de otros animales para proteger al suyo del frío.Otros centros ofrecen ’spa’ para mascotas con chorros de agua y aromaterapia para aliviar tensiones o contracturas. Aunque en España aún no se utilizan mucho, los masajes de perros son populares en algunos países del norte de Europa porque les ayuda a recuperarse tras sufrir lesiones deportivas y para vencer el estrés y la ansiedad.Alimentarles con comida casera puede causarles pancreatitis y, con más frecuencia, obesidadAlimentarles con comida humana es uno de los principales errores que cometen muchos amantes de los animales: “Está demostrado científicamente que la comida casera les perjudica.
Deben tomar alimentos pensados para perros y de calidad”, afirma el veterinario Ballester. La tentación es grande, pues la comida humana les gusta. Sin embargo, puede causarles pancreatitis y, con más frecuencia, obesidad.
El exceso de peso es ya una de las principales patologías de los perros. Y es que, auque se haga con la mejor intención, al tratarles como humanos podemos transmitirles también algunas de nuestras enfermedades.
LOS PERROS TAMBIÉN SE CASAN EN ESPAÑALas arras se sustituyen por huesitos y los anillos por medallas conmemorativas en forma de corazón.
Los trajes, sin embargo, sí siguen la tradición: ellas visten de blanco y ellos con trajes o esmoquin. Leonor y Brutus, una pareja de bulldogs francés, fueron los primeros perros que se casaron en España y ya han tenido varios cachorros.
La empresa Pet à Porter, que cuenta con varias tiendas en Madrid y Valencia, ha organizado siete ceremonias desde el año 2006. La compañía se encarga de vestir a los novios (cada traje cuesta unos 60 euros), del catering (para los animales y para los invitados humanos) y de acondicionar el lugar de la boda. Aunque el precio final varía según las preferencias de los dueños, una boda canina en un hotel puede salir por unos 500 euros.

Lo que todo dueño de un perro debe saber

Diez cosas que todo dueño de un perro ha de saber
1. Su mascota necesita ir al veterinario. Cada perro necesita ser examinada por un veterinario de vez en cuando. Las enfermedades que se toman temprano son a menudo tratables, y la realización de exámenes regulares son su mejor arma. Incluso la mascota más sana puede tener un accidente, para lo cual debe llamar de inmediato a la emergencia. Las mascotas más viejas pueden sufrir dolores debido a su edad. Por lo tanto va a tener que llevar a su mascota tarde o temprano.
2. Ud. es el ser humano, usted fija las reglas. No deje que su mascota sea quien domine. Debe fijar las reglas, y hacerlas cumplir constantemente. No deje a su mascota salirse con la suya si va contra las reglas, intentará hacerlo con más insistencia la próxima vez. Los animales no parecen tener memoria a largo, pero seguro recuerdan como consiguieron salirse con la suya la última vez.
3. Las mascotas aman una rutina aburrida. Las mascotas desean saber qué esperar, eso los hace sentir seguros. Su perro será el más feliz si lo alimentan todos los días a la misma hora, duerme en el mismo lugar cada noche, y cuentan con que Ud. llegará a casa todos lo días a la misma hora. Estará todo bien si la rutina cambia de vez en cuando, pero manteniendo sus rutinas predecibles Ud. tendrá una mascota predecible y feliz.
4. Buen alimento y mucho ejercicio es igual a una larga vida. Todos sabemos que debemos comer alimentos sanos con moderación y hacer mucho ejercicio. Lo mismo es para nuestras mascotas. La vida sana previene enfermedades, y no tendrá que ver a menudo al veterinario. Si una mascota pequeña está confinada en una jaula, provéale de espacio y de cosas para escalar o explorar, para fomentar el ejercicio. Reservar los premios como las galletas de perro para ocasiones muy especiales.
5. Todo termina en su boca. Si para Ud. es un cable eléctrico, para su perro, es un juguete masticable. Tenga presente que su mascota masticará cualquier cosa y por lo tanto debe mantener los objetos peligrosos fuera del alcance de las mascotas. Anímelo a que mastique sus juguetes y provéale muchos de ellos, cambiándoselo por uno nuevo una vez que el juguete se ha dañado o arruinado.
6. Las bacterias no hacen buenas mascotas.Un ambiente limpio mantiene a cada uno feliz y sano. Las mascotas se ensucian y por lo tanto necesitan de mucha limpieza. Una vez a la semana cepille los dientes de su perro¡Sobre una base semanal, cepillar los dientes de su perro, lave los bebederos y la caja donde duerme. Esto es necesario para prevenir parásitos e infecciones bacterianas, caries dolorosas y el olor.
7. Una estrecha seguridad salva vidas. Mantenga su mascota confinada con seguridad. Utilice jaulas y cercas a prueba de escapes, camine con su perro llevándolo de una correa y guárdelo dentro. El mundo exterior está lleno de coches veloces, de animales desconocidos, pesticidas e incluso de ladrones de mascotas. Asegúrese de que su mascota tiene un collar fuerte con etiqueta, ha sido tatuada o microchipeada.
8. Hay demasiados animales sin hogar ya. Las mascotas perdidas sin identificación terminan generalmente puestas a dormir en los albergues cuando pierden su hogar. Incluso es peor para aquellas mascotas que desde un comienzo nunca tuvieron hogar. No hay suficientes buenos hogares allí afuera, así que lo mejor es que mantenga a su mascota esterilizada o castrada y no les permita tener cría. Si Ud. desea otra mascota considere adoptarla.
9. Ante la duda, mire a la naturaleza. Cuando se enfrenta con un problema con su mascota, piense como habría vivido en la naturaleza. Desea mantener alejado a su perro de las peleas? Investigue como es su comportamiento en la vida natural. Nuestras mascotas se desarrollaron para vivir en la vida salvaje, y entendiendo su ambiente natural, necesidades, y comportamiento social, podemos ayudaros a vivir con nosotros más confortablemente.
10. Todo depende de Ud.En última instancia, cuando aceptó este animal como animal doméstico, acordó tomarlo bajo su cuidado. Esto significa que Ud. es el responsable de su alimentación, hábitat, salud, seguridad. Lleva mucho tiempo y dinero el cuidado correcto de una mascota. Cuide de su mascota así pueden tener una vida larga y agradable juntos.

Leishmaniosis


Todo el que tiene animales de compañía, y sobre todo perros, ha oído hablar de la Leishmaniosis canina, ya que es una enfermedad de aparición muy frecuente en nuestra zona geográfica. Por eso es de nuestro interés informar a los propietarios de perros, a través de las preguntas que mas a diario recibimos sobre la enfermedad.
Esperamos que le sea útil, y para cualquier aclaración o ampliación de datos estamos siempre a su entera disposición.¿Quién produce la Leishmaniosis en los perros?El agente causante de la Leishmaniosis es un parásito unicelular llamado Leishmania Infantum, que vive dentro de las células sanguíneas.¿Cómo adquiere la enfermedad mi perro?La enfermedad se propaga entre los perros a través de las picaduras de mosquitos, en especial el Phlebotomus, que habita en la cuenca mediterránea.
El contagio se realiza cuando la hembra del mosquito pica a un perro infestado de Leishmania, lo mantiene en su aparato digestivo, y el parásito sufre allí una serie de transformaciones, que demoran de 4 a 20 días, para así ese mosquito cuando pique a otro perro, contagiarlo.¿Es posible el contagio por contacto directo con heridas, saliva, durante peleas, juegos, etc.….?La respuesta es que no. Como explicamos antes, es necesario que intervenga el mosquito, ya que es allí donde el parásito sufre las transformaciones necesarias hacia su forma infectante. Otras formas de contagio son estadísticamente difíciles.¿Qué perros tienen más riesgo de contagio?Los perros con más riesgo de contraer la enfermedad son aquellos que viven todo el tiempo en el jardín, y sobre todo aquellos que duermen fuera toda la noche, ya que el habito del mosquito es picar al anochecer y al amanecer.
¿Las personas pueden sufrir la enfermedad?
¿Y otros animales?Si, las personas y muchos mamíferos, entre ellos los gatos, son susceptibles de contraer la enfermedad. Pero a diferencia de estos, la especie canina tiene una particular susceptibilidad a padecer la enfermedad, ya que su sistema inmunitario no es capaz de combatir correctamente al parásito como las otras especies.En el área mediterránea la Leishmaniosis humana es de muy baja incidencia, y normalmente la padecen personas con su función inmunitaria disminuida (enfermos de SIDA, personas sometidas a tratamientos inmunosupresores, trasplantados, tratados con quimioterapia, etc.)¿Aumenta el riesgo de contagio a las personas el convivir con un perro enfermo de Leishmaniosis?No, el riesgo de contagio ya existe por el hecho de vivir en una zona endémica de Leishmaniosis, o sea una zona donde la enfermedad es de aparición frecuente todos los años.
Por lo que recalcamos que no hay mayor riesgo al vivir con un perro enfermo, incluso estando en contacto con su sangre a través de una herida o de pincharnos con una aguja con su sangre, porque recordemos que se necesita que el parásito que está en esa sangre, “viva” de 4 a 20 días en el mosquito para así adquirir capacidad infectante.¿Qué síntomas presentan los perros?* Los signos clínicos que presenta un perro afectado por Leshmaniosis son:* Anorexia, adelgazamiento, depresión.* Zonas sin pelo y con intensa caspa, sobre todo en la cara y extremidades anteriores, ulceras recurrentes en la piel.* Hemorragias nasales.* Fiebre que no responde al tratamiento habitual.* Aumento del tamaño de los ganglios externos.* Cojeras intermitentes que no responden a tratamientos habituales.* Diarreas crónicas.* Lesiones inflamatorios oculares.Mi perro esta aparentemente sano, ¿Puede tener Leishmaniosis?Si, ya que el periodo de incubación de la enfermedad, desde la picadura del mosquito hasta la aparición de los primeros síntomas puede ser de varios meses, por lo que un perro clínicamente sano puede estar incubando la enfermedad.Estos perros sin síntomas pueden ser detectados por técnicas de diagnostico precoz, siendo los perros detectados en esta fase los que presentan mejores perspectivas, ya que se los comienza a tratar cuando aun el parásito no ha lesionado ningún tejido en forma severa aún. Nosotros recomendamos el control mediante test sanguíneo una vez al año, siendo lo ideal realizarlo de ser posible en forma semestral.
¿Cómo se diagnostica la enfermedad?Se realiza un análisis de sangre, que detecta la presencia de anticuerpos circulantes de Leishmania Infantun, o sea demuestra que el perro ha sido picado por un mosquito portador.
¿Podemos curar la Leishmaniosis?Si.
Pero es conveniente recalcar que la efectividad del tratamiento siempre va a estar condicionado a la fase en la que se tome a la enfermedad, el estado del perro antes y durante el proceso, a las lesiones producidas, al grado de infestación, etc.Pero es importante saber que los perros no siempre se llegan a curar totalmente de la enfermedad. Los perros enfermos deben ser controlados periódicamente con análisis sanguíneos y tratados de nuevo si hay indicios de recaídas.
El objetivo del tratamiento es que los perros no presenten ningún síntoma y permanezcan clínicamente sanos.Aquellos perros que al momento del diagnostico presentan una insuficiencia renal son los que tienen un pronóstico menos favorable y van a requerir mayores cuidados y esfuerzos para salir adelante.Mi perra tiene Leishmaniosis, ¿Puede criar?La enfermedad no se transmite a través del útero, ni por la leche, así que los cachorros nacerán sanos, pero desaconsejamos la reproducción en los animales enfermos, ya que el gasto orgánico y el stress de una gestación y lactación normalmente llevan a un empeoramiento del estado de la perra y a la aparición de nuevas lesiones y síntomas. Por lo mismo desaconsejamos la utilización de animales enfermos como cazadores o animales de exposición y competencia.¿Podemos hacer algo para prevenir la enfermedad?Por el momento no se dispone de ninguna vacuna efectiva contra la Leihmaniosis.
Los mejores esfuerzos preventivos son evitar el contagio de la enfermedad y su desarrollo. Para esto recomendamos las siguientes medidas:* No dejar a los perros dormir fuera.* Tratarlos en forma mensual con ectoparásiticidas, vía parenteral o del tipo spot on, como Frontline, Exspot, Scalibur y de apoyo Luposan Zeckweg, etc.* Realizar un chequeo sanguíneo semestral, para en caso de haberse producido el contagio, actuar de manera temprana.

De lobo a pastor


El grupo constituido por los perros de pastor es el más apreciado por la sociedad para cumplir las funciones de compañero y amigo.Es el resultado de la maleabilidad y alto carácter social de tales perros, con un desarrollado sentido de la comunicación como demuestra la integración de la palabra que efectúa el pastor en la educación del perro joven.El pastoreo es, junto a la caza, la más antigua ocupación del perro, el crisol donde se forjó su oficio de compañero útil para el hombre. Los zoólogos hablan del mutualismo como una simbiosis que beneficia a dos especies que se adaptan a vivir juntas, pues el hombre primitivo necesitó al perro tanto como el perro necesitaba del hombre.El maravilloso mecanismo de la evolución obró hace millones de años para convertir a una especie predadora, a un cazador como son los cánidos, en el pacífico animal que controla y protege de otras alimañas las mismas piezas que antes él cazaba. Sin duda fue un proceso lento, en el que se fue moderando la agresividad que el perro sentía hacia el ganado. Hace miles de años los cachorros de perro debieron ser separados de su madre al poco de nacer y criados en el establo, mamando de las ovejas, como todavía Charles Darwin pudo contemplar en 1833 que se hacía en las grandes estancias ganaderas de América, durante su viaje en el buque Beagle.LADRAR, MEJOR QUE MORDER Un trabajo como el del pastoreo, que hoy encontramos natural y atribuimos a la inteligencia del perro, es en realidad un largo y complicado proceso de adaptación. Los cánidos salvajes, como el lobo, cuando cazan ungulados (cabras y ovejas) que se mueven en rebaño seleccionan un animal juvenil o enfermo, al que separan del grupo para dar muerte. Este comportamiento hereditario permaneció en el perro de pastoreo, pero invertido, pues ahora cuando observa que una oveja se descarría la conduce nuevamente al rebaño.En sus inicios el perro pastor conservaba una alta dosis de agresividad, lo que le llevaba a morder a la oveja díscola ocasionándole heridas que se podían infectar y provocar su muerte. Esta conducta debió ser reprimida por los pastores con extrema severidad, castigando, excluyendo de la cría e incluso sacrificando al perro que no cambiaba de comportamiento. Con el tiempo se fueron seleccionando de modo natural perros que modificaron la acción de morder sustituyéndola por el ladrido, mediante el que conducían de nuevo al rebaño las reses que se separaban. Fueron necesarios centenares de años para que este proceso, al madurar, alcanzase el nivel de perfección que admiramos en las actuales razas de pastoreo.

Perros dominantes


El patrón de comportamiento en los perros es muy similar al de los lobos. Entre estos el jefe o líder de la manada, que como siempre pasa tiene privilegios con respecto a los demás en temas de comida, lugar de descanso, actividad sexual, siempre serán los primeros. También ser líder conlleva su deber de proteger al resto del grupo, que estará formado por individuos de menos rango.Cuando el perro forma parte de una familia, va a seguir ese mismo comportamiento. El perro establecerá individualmente con cada uno de los miembros de la familia, una relación de dominancia o subordinación.Este proceso comienza cuando el perro es un cachorro. Lógicamente el perro debería ser el miembro de la familia que ocupe el lugar más bajo en la escala. Pero el problema surge cuando nuestra mascota percibe a través de la interacción con las personas, que su posición respecto a uno o varios miembros de la familia es de dominancia. Si es así, cuando nuestra mascota vea cuestionado su liderazgo defenderá su posición, mostrándose más o menos agresivo.Esta “agresividad” suele presentarse cuando el perro alcanza los 2 años, aproximadamente. Para eliminar esa “agresividad” habrá que realizar una terapia de modificación de conducta.Premio y castigoSon técnicas muy sencillas que nos servirán para educar a nuestro perro. Para ello es muy importante saber qué conductas hay que premiar y cuales castigar. Tanto el premio como el castigo han de ser inmediatos para que el perro pueda asociar una mala o buena conducta.Si lo que queremos es premiarle, lo podemos hacer tanto con comida, como con palabras cariñosas o caricias aunque sin duda una galleta como premio es lo ideal. Siempre es bueno llevarlas con uno mismo para proceder en caso de necesidad.Si lo que queremos es castigarle, debemos hacerlo con la suficiente intensidad para que ellos tengan claro que han hecho algo mal. Debemos evitar los castigos físicos dolorosos y exagerados.Controlar la alimentaciónDebemos de evitar darle comida cuando el perro nos lo pida. Se les deben dar 2 ó 3 veces al día. No se le debe dar comida cuando estemos comiendo. Importante recordar el lugar que ocupan. Por lo que nosotros somos los que comemos primero.Jugar de forma adecuadaLos cachorros son incansables, y siempre están jugando. A través del juego el cachorro aprende muchísimas cosas, como a controlar la fuerza del mordisco. Utilizan el juego para saber qué posición ocupan en relación con cada uno de los miembros de la familia.Se deben evitar los juegos competitivos en los que consiga la victoria al final, se creerá dominante. Si lo hace debemos darle una orden firme de no para que esto no suceda.La obediencia es la mejor forma de fomentar el liderazgo del propietario y así podremos asegurar que tenemos el control sobre el perro. Debemos trabajar con el perro dándole órdenes sencillas como, AQUÍ, QUIETO, SIENTATE,…..Como es costoso conviene dedicarle al principio sesiones de 3 minutos cada una 3 veces al día. Tal y como decíamos antes, como se trata de aprendizaje, es premio y debemos darle una gallega para que él consiga identificar que ha hecho algo bueno.A partir de ahí debéis emplear con él el sistema de nada es gratis: cada vez que quiera conseguir algo, deberá primero obedecer una orden sencilla: por ejemplo, cuando vosotros decidáis que le vais a dar la comida, primero le daréis la orden de “siéntate”, y cuando lo haya cumplido, le pondréis el plato en el suelo.Ejercicio físicoNecesario para reducir los estados de ansiedad en el perro ya que ayudan a aumentar los niveles de serotonia favoreciendo la atención y obediencia.

Conoce mejor a tu perro


Los estudios antropológicos indican que la convivencia del hombre y el perro data de al menos 10.000 años, pudiendo estimarse hasta en unos 50.000 años.En un principio esta relación se originó por intereses comunes entre ambas especies, al aproximarse los antecesores del perro a los núcleos humanos en busca de los desperdicios de estos y, por otro lado, valorando el hombre prehistórico las aptitudes guardianas de estos animales, así como su ayuda en la caza. Hoy en día es tan habitual para nosotros su presencia a nuestro lado, que nos pasan desapercibidos muchos aspectos propios del perro. En este artículo trataremos de resolver algunas preguntas que pueden plantearse al convivir con ellos, asumiendo que serán muchas más las que queden en el tintero que las contestadas, si bien estas últimas nos han parecido las más frecuentes.
¿CÓMO VEN LOS PERROS?
Es muy frecuente que nos pregunten cuánto ve un perro o si ve en colores. Hasta donde podemos suponer, pues seguramente dos personas no ven de igual forma, creemos que los perros sí ven en color y que su agudeza visual es buena, si bien diferente de la nuestra. En la retina, que es el centro sensible del ojo y recibe la luz, existen unas células receptoras llamadas “conos” y “bastones”. Según la proporción de unas u otras la visión será mejor diurna, con más agudeza y con colores, si predominan los conos y, mejor nocturna con predominio de grises, si abundan los bastones. En el caso del perro, con ojos más bien ricos en bastones, la visión parece que sería con colores apagados, en “tonos pastel”, y más adaptada a la visión crepuscular.Otra peculiaridad de la visión del perro es que posee una mayor sensibilidad para detectar objetos en movimiento en oposición a la poca precisión en los detalles. Esto es un mecanismo de la evolución, pues cuando un animal caza precisa la mejor visión en el momento de la captura de la presa. Un perro ve a gran distancia algo en movimiento que no es capaz de detectar a menores distancias si permanece quieto. En cualquier caso, a diferencia del ser humano, la visión no es el más importante de los sentidos, prevaleciendo el olfato e incluso el oído.
¿QUÉ TAL ES EL OÍDO CANINO?
El sentido del oído canino es bastante similar al nuestro, si bien ellos tienen un límite muy superior a nosotros en los sonidos de alta frecuencia (agudos). Por ello son capaces de detectar sonidos que para nosotros son “ultrasónicos”; como ejemplo tenemos algunos modelos de silbatos para perros que nos resultan inaudibles. Esto explica por qué en ocasiones el perro se pone alerta sin que nosotros hayamos oído nada o también cómo un perro detecta la llegada de su amo a casa mucho antes de que las personas nos demos cuenta.En un principio esta relación se originó por intereses comunes entre ambas especies, al aproximarse los antecesores del perro a los núcleos humanos en busca de los desperdicios de estos y, por otro lado, valorando el hombre prehistórico las aptitudes guardianas de estos animales, así como su ayuda en la caza. Hoy en día es tan habitual para nosotros su presencia a nuestro lado, que nos pasan desapercibidos muchos aspectos propios del perro. En este artículo trataremos de resolver algunas preguntas que pueden plantearse al convivir con ellos, asumiendo que serán muchas más las que queden en el tintero que las contestadas, si bien estas últimas nos han parecido las más frecuentes.
¿CÓMO VEN LOS PERROS?
Es muy frecuente que nos pregunten cuánto ve un perro o si ve en colores. Hasta donde podemos suponer, pues seguramente dos personas no ven de igual forma, creemos que los perros sí ven en color y que su agudeza visual es buena, si bien diferente de la nuestra. En la retina, que es el centro sensible del ojo y recibe la luz, existen unas células receptoras llamadas “conos” y “bastones”. Según la proporción de unas u otras la visión será mejor diurna, con más agudeza y con colores, si predominan los conos y, mejor nocturna con predominio de grises, si abundan los bastones. En el caso del perro, con ojos más bien ricos en bastones, la visión parece que sería con colores apagados, en “tonos pastel”, y más adaptada a la visión crepuscular.Otra peculiaridad de la visión del perro es que posee una mayor sensibilidad para detectar objetos en movimiento en oposición a la poca precisión en los detalles. Esto es un mecanismo de la evolución, pues cuando un animal caza precisa la mejor visión en el momento de la captura de la presa. Un perro ve a gran distancia algo en movimiento que no es capaz de detectar a menores distancias si permanece quieto. En cualquier caso, a diferencia del ser humano, la visión no es el más importante de los sentidos, prevaleciendo el olfato e incluso el oído.
¿QUÉ TAL ES EL OÍDO CANINO?
El sentido del oído canino es bastante similar al nuestro, si bien ellos tienen un límite muy superior a nosotros en los sonidos de alta frecuencia (agudos). Por ello son capaces de detectar sonidos que para nosotros son “ultrasónicos”; como ejemplo tenemos algunos modelos de silbatos para perros que nos resultan inaudibles. Esto explica por qué en ocasiones el perro se pone alerta sin que nosotros hayamos oído nada o también cómo un perro detecta la llegada de su amo a casa mucho antes de que las personas nos demos cuenta.

Navidad y abandonos


Si afirmo que la sociedad tiene la obligación de inculcar en la conciencia del niño el respeto a los animales y la defensa de los más débiles, es fácil estar de acuerdo.Si añado que la crueldad hacia los animales, su tortura y muerte, es uno de los ejemplos más evidentes de degradación moral que podemos mostrar a la infancia, también. Entonces, ¿por qué tantas familias siguen abandonando a sus mascotas?La niñez es un periodo de la vida tremendamente receptivo, por ello padres y educadores tratan de influir positivamente sobre la infancia en ese periodo. No es necesario educar al niño para que le gusten los animales, el niño siente espontáneamente ternura y sensibilidad hacia los animales, pero sí es preciso educarle en el respeto del que son merecedores. Han nacido con una simpatía natural hacia ellos, una simpatía que crecerá o terminará desapareciendo en el transcurso de la vida, según la influencia que la familia y los educadores ejerzan sobre ellos. Enseñarle que debe respetar la vida de los animales, su dignidad, y darles buen trato es la mejor manera de mostrarle el camino correcto.Es tarea de los padres fomentar en sus hijos el interés y el amor por los animales y educarlos para que los respeten y los traten de manera responsable. Ello redundará en beneficio de los animales, pero también del niño y de la sociedad. Sería difícil encontrar pedagogos, psicólogos o maestros que no admitan la importancia transcendental de educar a la infancia en los valores de respeto a la naturaleza y a todos los seres vivos. Es muy importante que los niños, desde muy pequeños, aprendan, a través de sus padres a respetar y a valorar a las mascotas. El amor por las mascotas les llevará a amar y respetar el mundo natural y a actuar en correspondencia con estos sentimientos, contribuyendo a su cuidado y preservación.RADIOGRAFÍA DEL ABANDONO Para abandonar a una mascota antes hay que poseerla y el que posee algo es porque previamente lo ha querido. Por ello, quien abandonó un animal no es aquel al que los animales le eran indiferentes, el que abandonó a un animal es aquél que sintió deseo, interés, apetencia de tener una mascota. Todo abandonador de un perro o un gato fue antes propietario de un perro o un gato, que seguramente llegó a su vida de forma voluntaria. ¿Por qué estas personas, que un día sintieron el deseo de un compañero animal actúan como desalmados delincuentes? ¿Por qué quienes de una manera voluntaria deciden compartir su cotidianeidad y dar cobijo en sus hogares a un animal de compañía, son capaces meses más tarde de ignorar su responsabilidad y cometer la bajeza de abandonarlo?No sólo somos responsables de nuestra propia vida, sino también sobre nuestra manera de comportarnos con nuestro entorno y muy particularmente, con el resto de los seres vivos que lo habitan. Esa responsabilidad que asumimos cuando libremente optamos por acoger en nuestra familia un animal de compañía, es aún mayor cuando con nuestro comportamiento estemos dando una educación, un patrón de conducta a nuestros hijos.

¿Por qué orina cuando llego a casa?

Una de las primeras preocupaciones del propietario de un cachorro es acostumbrar a su mascota a retener la orina hasta el momento del paseo cotidiano.Es algo que no resulta difícil para el animal a partir de una determinada edad, en torno a los cinco meses, en que se inicia la maduración del perro. Por desgracia en unos pocos casos el perro nunca aprende a ser limpio, la culpa muchas veces es de los propietarios que no supieron educar adecuadamente a su mascota.No nos engañemos, los perros son unos tipos simpáticos y divertidos, a los que amamos y cuidamos con esmero, pero en ocasiones su comportamiento es un poco rarito. En los consultorios de veterinaria la mayoría de los propietarios inquieren sobre temas que tienen que ver con el comportamiento de su mascota y no de la salud, lo que prueba que son mucho más frecuentes los trastornos de esta índole de lo que suponemos.Los perros son capaces de adoptar comportamientos aberrantes francamente molestos, cachorros que ejecutan gestos sexuales contra la pierna de un amigo que nos visita, perros que vomitan reiteradamente después de comer por exceso de ingesta, perros que experimentan verdaderos ataques de terror a determinadas habitaciones, objetos o el asiento trasero del coche y perros que se ensucian en cualquier lado de la casa. ¿Es qué nuestros amigos están neuróticos? No, la mayor parte de estas conductas pueden evitarse si el perro es educado adecuadamente. Por el contrario, cuántos propietarios, sin quererlo, hacen de su cachorro un perro adulto intratable y empleando métodos de adiestramiento inadecuados instauran en el perro estados de ansiedad y un sentimiento de frustración.LOBOS UN POCO INCÓMODOS Nuestros perros han heredado los comportamientos sociales de los lobos, un fenómeno que en muchas ocasiones nos crea incomodidad y molestias. Aquellos relacionados con la orina han perdido, en su vida en el seno de la familia humana, su objeto social inicial, pasando a convertirse en comportamientos entre lo inútil y lo molesto.Un ejemplo patente es el complejo patrón de comportamiento que desarrollan los machos de la especie en la evacuación de la orina. Todos sabemos que los perros machos utilizan la orina para señalar los límites de su territorio. La pata levantada y un buen chorro de orina contra un árbol, a la altura de la nariz de los otros perros, dará mucha información a los mismos, permitiéndoles identificar el sexo, edad, estado de salud y tipo de alimentación de aquel que orinó. Pero las hormonas contenidas en la orina también les permiten saber su estado de ánimo, si está enfadado o contento, si es agresivo o pendenciero, etc. Pero que nuestro perro diga: “¡Ojo, este es mi territorio, estoy en mi barrio!” meando por doquier no es precisamente grato.

martes, 9 de febrero de 2010

Cuidados de las mascotas en Navidad


Cuida y protege a tu mascota en NavidadProtege a tu mascota del ruidoEn estas fiestas de Navidad, parece que todos queremos ser más felices, pero ¿qué ocurre con nuestras mascotas? Ésta suele ser la época más desgraciada para ellas. Uno de los principales problemas es el exceso de ruido dentro y fuera de nuestras viviendas.El origen está en los numerosos petardos y el estruendo que caracteriza especialmente a algunas zonas de España, sobre todo, durante la celebración de fin de año. Nos juntamos la familia y no todos sabemos cómo comportarnos con nuestros animales de compañía, generándoles miedo y provocándoles un alto nivel de estrés.Miedo al ruidoEl temor a los decibelios tiene un origen innato y se explica por la alta sensibilidad que poseen los animales ante estímulos sonoros intensos.La capacidad auditiva de los perros (60.000 ciclos por segundo) se diferencia de la del humano (20.000 ciclos por segundo) por su gran aptitud para captar sonidos a altas frecuencias. Pueden captar grandes densidades de ondas por segundo, gracias a lo cual perciben sonidos como los emitidos por los murciélagos y las ratas, que para el hombre son imperceptibles.La explicación a esta peculiaridad la encontramos en los ancestros caninos: los lobos se alimentan de roedores que producen sonidos ultrasónicos (imperceptibles para el oído humano) y para poder atrapar su alimento, tuvieron que agudizar su sentido auditivo con el fin de localizar a su presa. En cuanto a la percepción de sonidos distantes, los perros pueden detectar un sonido débil a una distancia cinco veces mayor que un ser humano.Todas estas características provocan a nuestras mascotas ‘hipersensibilidad auditiva’, donde los ruidos fuertes o explosiones provocados por pirotecnia, tormentas, etc. pueden causarles pánico y provocar que manifiesten conductas no habituales, tales como huidas, miedo, agresividad y otra clase de trastornos.Evitar el temorLa mejor forma para evitar incidentes no deseados es disponer a nuestros animales en una habitación donde estén cómodos, con juguetes habituales, por ejemplo, un Kong lleno de comida. Igualmente, se recomienda el uso de trasportines, cunas, etc. Hay que habituarlos previamente a esta habitación para que la conviertan en su ‘refugio’: un lugar en el que hallar protección y tranquilidad.No hay que pasar por alto dejarle la radio o el televisor encendidos, o bien música a la que estén habituados y les genere confort. Asimismo, hay que servirles agua y comida abundante para que se relajen. Es importante evitar hacer ruidos en su entorno, por ejemplo tirar petardos cerca de nuestra casa.Según explican desde el Centro Veterinario Punta, la mayoría de las urgencias que atienden en estas fechas están relacionadas con problemas digestivos, atropellos y peleas. Todo se debe a las alteraciones del medio y de la alimentación: resulta prioritario conservar su dieta y no alterarla con la gran variedad de alimentos que utilizamos los humanos en esta época, pues casi siempre les producen problemas y, a veces, muy graves.Viajes y trasladosOtros aspectos que tenemos que tener en cuenta son los traslados a casas de familiares que realizaremos en compañía de nuestras mascotas. El viaje ya les provoca estrés, sobre todo a los gatos. Además, el simple cambio de domicilio provoca traumas y readaptaciones.En el caso de los gatos, la mejor opción, si únicamente van a ser 3 ó 4 días, es dejar al minino solo en casa con abundante comida y bebida, las bandejas limpias y alguna más preparada por si acaso. La casa debe estar bien cerrada y con ventilación: ten cuidado con las puertas, no vayan a cerrarse por alguna corriente y dejar a los gatos aislados sin agua o comida. Lo mejor es dejarlas abiertas y atrancadas y, sólo en último caso, que alguien conocido y de confianza visite al gato en nuestra ausencia.La ruptura de los hábitos en la propia vivienda, cuando es otra familia la que nos visita, con o sin animales, provoca también en nuestros animales estrés, a veces difícil de solucionar. Si vienen niños a los que no les gusten los animales debemos disponer un sitio protegido para ellos, donde puedan descansar y al que acudiremos a visitarlos de vez en cuando.Residencias de mascotasUna buena alternativa cuando nos vamos o viene gente extraña para nuestras mascotas es dejarlos al cuidado de una residencia. El animal debe ver la estancia para considerarla apropiadamente, no como un castigo. Es esencial poseer referencias de las instalaciones y de las personas que trabajan en ella, qué trato otorgan, qué organización tienen, cómo son los habitáculos, juegos, comida, higiene, etc.Deberíamos llevarlos antes a conocer las instalaciones y, si el personal que nos atiende sabe hacer su trabajo, conseguirán que esta primera impresión sea agradable para ellos, por lo que en ulteriores visitas o estancias el animal se sentirá a gusto.Esta primera visita sería muy breve, de entre 15 y 20 minutos. Después, regresaríamos a casa y, un día antes del viaje, volveríamos a llevarlo y, si es posible el mismo día del viaje, lo visitaríamos para que el animal no sienta este espacio como un abandono, sino como unas vacaciones durante unos días.Regalar mascotasPara finalizar, recordar que uno de los peores regalos que podemos hacer en Navidad es una mascota a personas que realmente no lo desean. Los animales vivos no deberían ser regalos sino fruto de una gran reflexión. Si este es tu caso y esperas una mascota con ilusión, enhorabuena, pero si no es así, por favor recuérdaselo a tus amigos para evitar problemas.Si eres tú el que va a regalar un animal, asegúrate que la persona que va a recibir el regalo realmente desea tenerlo y asumir la responsabilidad. Se estima que más del 30% de los animales que se regalan en Navidades son abandonados o cedidos a los pocos meses.Lo que queremos señalar con este artículo es que el vínculo emocional que el animal tiene con nosotros y nosotros con él no debe verse deteriorado o roto por la Pascua, sino todo lo contrario: que ellos sientan que el estar unos días sin vernos o incluso con personal extraño refuerza este vínculo y, después, estarán más a gusto con sus dueños y en su casa.

Playa en Roma sólo para perros


Inaugurada en Roma una playa de dos hectáreas solo para perrosEn Roma acaban de habilitar una playa solo para perros. La instalación, llamada Villa Bau Village, consta de una piscina y una playa de dos hectáreas sobre la orilla del río Tíber, entre Ponte Milvio y el viaducto del Corso Francia, al norte de la capital italiana. El acceso a la instalación solo está autorizado para quienes vengan con el animal, porque. en principio, el espacio está pensado solo para los perros, que pagan cuatro euros por día por el acceso y una cuota de 15 euros más por temporada.El proyecto ha tenido que superar el veto de la Soprintendenza Archeologica di Roma, el organismo que controla el estado de los monumentos de la ciudad, que instaba a prohibir la apertura pocos días antes por la proximidad de importantes lugares de interés arqueológicos en la zona. Al final, el espacio ha abierto con el permiso de la Autoridad de la Cuenca del Río Tíber, que lo ha declarado “sitio de interés ecológico”, pese a las protestas de los ecologistas, que temen que la presencia de muchos perros pueda dañar la flora de la zona.La piscina del recinto tiene 50 metros, por 50 centímetros de profundidad, y cuenta con duchas. El espacio también tiene una zona de bar para dueños y animales.En la región del Lazio, a la que pertenece Roma, la mayoría de las playas, algunas privadas, prohíben el baño a los animales.No os podéis imaginar lo impresionada que me he quedado con esta noticia. Parece que el sentido común empieza a reinar en los gobiernos de los países europeos, que son los que suelen encabezar las legislaciones lógicas, tolerantes e innovadoras. Seguro que muchos de nosotros pagaríamos por pasar un tiempo en la playa con nuestro perro.

El parvovirus canino

El temido parvovirus canino, más conocido como parvo, fue identificado en 1978 y desde entonces muchos perros han sido víctimas de esta enfermedad altamente contagiosa y mortal. Aproximadamente el 75% de los cachorros menores de 5 meses y del 2 al 3% de los perros mayores mueren por este virus.¿Qué es la parvovirosis?La parvovirosis canina (PVC) es una infección causada por un virus tipo 2 que afecta al tracto gastrointestinal, a los glóbulos rojos de la sangre, y en algunos casos, al músculo cardíaco. Si la infección no es tratada a tiempo, el virus puede acabar con la vida del animal en pocos días.Este virus es muy resistente a los antisépticos y a las condiciones ambientales extremas como el calor, el frío, la humedad, la sequedad y puede sobrevivir durante muchos meses bajo condiciones adversas.También es muy contagioso (no para el hombre), puede contaminar la superficie de las perreras, el alimento, los recipientes de agua para beber, los collares, las correas…¿A quién afecta el parvovirus?Todos los perros pueden infectarse con el virus de la parvo, sin embargo, los cachorros de menos de cuatro meses de edad y los perros adultos que no han sido vacunados tienen mayor riesgo de contagio.Los cachorros son tan susceptibles a infectarse porque la inmunidad natural que tiene la leche materna disminuye antes de que el sistema inmune del cachorro pueda combatir la infección por sí mismo. Si un cachorro es expuesto al parvovirus durante este intervalo de protección mínima, es probable que se infecte.También puede pasar que un perro vacunado cuando fue cachorro contraiga el virus en edad adulta. Esto es debido a que la vacuna administrada de cachorro no tiene la misma eficacia en un perro adulto.Los perros no son los únicos expuestos a este virus, otros cánidos como el zorro, el lobo y el coyote también pueden verse afectados.¿Cómo se transmite la parvo?El parvovirus se extiende muy fácilmente de un lugar a otro, transportado en el pelo, en los pies del perro, en jaulas contaminadas, en los zapatos y otros objetos…El virus se llega a transmitir al perro:
Por contacto directo con perros infectados.
Por contacto directo con los lugares contaminados (cualquier parque o zona habitual para perros puede ser caldo de cultivo de esta enfermedad).
A través de las heces de perros contagiados.
Por vía intrauterina (si una perra está embarazada y se encuentra infectada o ha estado expuesta al virus, los cachorros también nacerán infectados).
¿Cuáles son los síntomas?El virus de la parvo tarda entre tres y cuatro días en manifestarse. El primer síntoma que podemos apreciar en el perro es la fiebre (40-41°C) y, del sexto al doceavo día, se hacen más que evidentes el resto de síntomas:• Vómitos y pérdida de apetito.• Depresión.• Somnolencia.• Heces de color amarillo grisáceo y a menudo, diarrea sanguinolenta severa.• Miocarditis en los cachorros infectados en el útero.Los perros pueden deshidratarse rápidamente debido al vómito y a la diarrea. La mayoría de muertes por parvovirosis ocurren entre las 48 y 72 horas posteriores al inicio de estos síntomas. Por eso, ante cualquier sospecha, es vital contactar con nuestro veterinario lo antes posible.Tratamiento para el parvovirusNo existe un tratamiento específico que elimine el virus en los animales infectados, la única manera de combatirlo es estimulando las defensas del animal hasta que su sistema inmunológico pueda luchar contra la infección viral. El tratamiento consiste en contrarrestar la deshidratación mediante el suministro de líquidos y electrolitos (cloro, sodio, potasio, calcio, magnesio y bicarbonato), que servirán para reemplazar las pérdidas causadas por el vómito y la diarrea.El vómito y la diarrea también deben ser controlados, así como, la prevención de infecciones secundarias. Los perros enfermos deben mantenerse abrigados y deben seguir una alimentación adecuada.Cuando un perro sufre la infección por parvovirus, la cura puede ser muy costosa y a pesar de haber recibido un tratamiento de emergencia, el animal puede morir. Por lo tanto, es de suma importancia llevar al perro al veterinario ante la duda que pueda padecer parvovirosis.El virus de la parvovirosis canina no es fácil de eliminar, por lo tanto si hemos tenido un perro infectado, es necesario desinfectar toda la casa.También hay que tener en cuenta que hay casos de cachorros que han sobrevivido al parvovirus y que seis meses después vuelven a padecer los mismos síntomas, sobre todo, si el virus les llegó a infectar al corazón.Por otra parte, aunque el perro supere la enfermedad, ésta le habrá dañado el epitelio del intestino, por lo que es posible que el animal sufra durante toda su vida trastornos digestivos.¿Cómo prevenir la parvo?Lo más importante para prevenir el parvovirus es:
Seguir estrictamente el programa de vacunación decidido por el veterinario.
Mantener una buena higiene en el entorno del cachorro.
Sobre todo, hasta que el cachorro no haya recibido la serie completa de vacunas es importante que los dueños eviten que el animal entre en contacto con otros perros y mucho menos con sus heces.

Alergia al perro


Alergia a los animales domésticos: perrosLa alergia es una reacción exagerada de nuestro organismo ante una sustancia que percibe como nociva. Las personas con alergia a los animales domésticos tienen un sistema inmunológico hipersensible que responde ante una serie de proteínas aparentemente inofensivas, como por ejemplo las que se hallan en la saliva, la orina o la caspa de nuestras mascotas. Estas proteínas se denominan alérgenos.¿Qué causa la alergia?Al contrario de lo que se suele pensar, el causante de la alergia no es el pelo de nuestro perro o gato. Lo que produce alergia es la caspa, el polen o el polvo acumulados en el pelaje.Las personas alérgicas a los perros, lo son mayoritariamente al alérgeno Can F1. Estos alérgenos se acumulan en el pelo y en otras superficies. La proteína Can F1 está presente en la saliva, en la piel y en las glándulas sebáceas de los perros.En los gatos, el alérgeno principal es el Fel D1, proteína que también encontramos en la saliva, en las glándulas sebáceas, en las sudoríparas y en el fluido lagrimal. Existe un gato, el Siberiano, que no contiene esta proteína y es, por lo tanto, la mascota ideal para aquellas personas alérgicas a la Fel D1.¿Cuáles son los síntomas?Las reacciones alérgicas varían de una persona a la otra, pero generalmente éstas se manifiestan en forma de reacción cutánea (si afecta a la piel), conjuntivitis (si afecta a los ojos), rinitis (si afecta a la nariz) o asma (si afecta a los bronquios). La más frecuente es la rino-conjuntivitis.Lo primero que tenemos que hacer si tenemos sospechas de que nuestra mascota nos produce alergia es acudir a un especialista. Él nos podrá verificar si realmente es nuestro perro o gato el causante de los síntomas.¿Cómo lo podemos solucionar?A pesar de que la solución más rápida y sencilla es la de deshacernos de nuestra mascota, es posible seguir conviviendo con ella sin que nuestra salud se resienta. Si tomamos algunas medidas, podremos hacer desaparecer casi por completo los síntomas.• Debemos cepillar al perro o gato fuera de casa con regularidad.• Debemos prescindir de alfombras y muebles tapizados, ya que el alérgeno suele acumularse en estas zonas.• No debemos dejar que el animal tenga acceso a nuestro dormitorio.• Debemos lavar frecuentemente la cama y los utensilios de nuestra mascota.• En los gatos, la castración de los machos reduce la Fel D1 (relacionada con las hormonas).• Si no es contraproducente para la salud de nuestro perro, es aconsejable bañarlo una vez por semana.• Es recomendable limpiar la casa a fondo con frecuencia. Usar aspiradoras de vapor ayuda a no levantar las partículas alergénicas.• Las concentraciones de Fel D1 o Can F1 se reducen con la aplicación de ciertas lociones/sprays.Con estas recomendaciones es posible llevar una vida normal al lado de nuestra mascota. De todas formas, cada persona es un mundo y puede que, pese a nuestros esfuerzos, esta convivencia sea insostenible. Llegados a este punto, tendremos que buscar un nuevo hogar para nuestro perro o gato, nunca abandonarlo.

Animal de compañía


Un animal de compañía o mascota, es un animal doméstico que no es forzado a trabajar, ni tampoco es usado para fines alimenticios.El término mascota proviene del francés mascotte, y se aplica a persona o animal que por traer buena fortuna, sirve de talismán.En casi todas las sociedades humanas las mascotas suponen un fenómeno social muy antiguo. En la mayoría de los lugares del mundo, el perro y el gato son las mascotas por excelencia, con siglos de tradición y cría selectiva. Pero se han hecho un hueco muchas especies, algunas con gran tradición, como las aves de canto, caballos, carpas de colores, etc.
Historia del perro doméstico y su origen El origen de las mascotas se remonta a la prehistoria, en los inicios de la domesticación de animales. En el caso de perros y gatos, de la captura de cachorros salvajes se llegó a la actual selección de razas, tan alejadas de la especie original. El resto de especies tienen su particular historia, algunas desde muy antiguo, otras en el presente.Muchas de las especies utilizadas como mascotas son el producto de cría selectiva mediante la cual se han desarrollado características nuevas. Muchas de estas nuevas características aportaron caracteres más tranquilos y equilibrados que la especie salvaje, muy notable en el caso de algunas razas de perros, como el pastor alemán o el labrador, o cambios morfológicos para adecuarlas a su cometido, como el caso de los mastines y perros de guarda. En otros casos, las variaciones han discurrido por el camino de la estética, como las variedades de colores de muchas aves, las múltiples colas y formas extravagantes de algunas carpas doradas, las variedades de angora de gatos o conejos, etc.
Legislación
El comercio de animales está sometido a legislación para asegurar las condiciones sanitarias y legales. En el caso de especies amenazadas, en el año 1963 se desarrolló el Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Salvaje Amenazadas (CITES), cuyo propósito es el de asegurar que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas salvajes no amenace su supervivencia en su medio natural. Actualmente está en vigor, y es una parte esencial de la protección de las especies silvestres.
Animales domésticos Cualquier animal domestico, puede considerarse una mascota potencial. El perro y el gato son las mascotas por excelencia, pero la lista de mascotas es inmensa. Los caballos son prácticamente la única especie de gran tamaño mantenida como mascota. Los mamíferos de tamaño medio más habituales son el perro y el gato. Otras mascotas menos populares son cerdos, jabalíes enanos y hurones. Los micro mamíferos gozan de gran popularidad. Hamsters, conejillos de Indias y conejos enanos son los más frecuentes, aunque hay muchísimas especies, tan diversas como murciélagos frutícolas, chinchillas, ratones y ratas, ardillas. Multitud de especies de aves se mantienen como mascotas, en el interior de jaulas y pajareras, o en jardines y estanques. Entre las llamadas aves de jaula, el canario es la mascota más popular, debido a su pequeño tamaño, colorido, buena adaptación a la cautividad, y su inconfundible canto. Existen otras especies de tamaño pequeño y medio, adecuadas para su mantenimiento en jaulas, o en pajareras de mayores dimensiones, como es el caso de los periquitos, tucanes, ninfas, o grandes especies de loros y cacatúas. Entre las aves de suelo o aves corredoras, las más populares son las variedades ornamentales de gallos y gallinas, pavos reales, faisanes o gallinas.También destacan muchas aves acuáticas, especialmente anátidas, como patos y cisnes. Reptiles y anfibios son especies tradicionalmente mantenidas en terrarios, acuarios y estanques. Las más habituales son las tortugas de tierra, tortugas acuáticas e iguanas. Muchos viven en peceras, dentro de casas en las que se sitúan los peces o animales acuáticos como en sus aguas (mares, lagos etc.).

Plantas tóxicas para perros

Muérdago. Visco. Tiña. Liria (Viscum album): Los frutos del muérdago son relativamente tóxicos, es necesario ingerir dosis muy elevadas para provocar trastornos importantes. Los síntomas tras ingestión de frutos de muérdago son: trastornos gastrointestinales con vómitos, diarreas, irritación y dolor abdominal, junto a midriasis o dilatación de las pupilas, salivación abundante y sed excesiva. Los síntomas más preocupantes son los cardiocirculatorios o neurológicos con asfixia, dificultad respiratoria, taquicardia o aumento de la frecuencia cardíaca, falta de coordinación, convulsiones, parálisis, coma y, en casos extremos debidos a una sobredosis, muerte por parada cardíaca.Narciso (Narcissus pseudonarcissus): Existen varias especies de narcisos y todas ellas son tóxicas en todas sus partes (en especial los bulbos). El contacto directo con el jugo de la planta podría provocar dermatitis e irritaciones. Los síntomas tras la ingestión de la planta son: trastornos gastrointestinales con violentos vómitos, diarreas, dolor abdominal e inflamación, salivación excesiva, convulsiones, trastornos cardíacos y en casos extremos, muerte del afectado.Potos. Escindapso (Epipremnum aureum/Rhaphidophora): Sólo el masticarla puede provocar irritaciones varias, tanto en el paladar, lengua, etc., como en todas aquellas zonas donde llegue a establecer contacto. Los síntomas tras la ingestión de la planta son: graves trastornos del aparato digestivo, produciendo fuertes y frecuentes vómitos.Ricino. Catapucia. Higuera del diablo (Ricinus communis): Los principales componentes activos y nocivos de la planta se encuentran en las semillas (ricina). La ricina es una proteína altamente tóxica tanto para los animales como para los humanos, es uno de los principales venenos conocidos más peligrosos. Los síntomas tras la ingestión de ricino son: trastornos gastrointestinales con vómitos, fuertes diarreas sanguinolentas y dolor abdominal, falta de coordinación, salivación abundante, somnolencia, convulsiones, hemorragias, insuficiencia renal, coma y en casos extremos, la muerte.Rododendro. Azalea (Rhododendron ferrugineum): Las flores y hojas del Rhododendron las dos partes más tóxicas de la planta. Tras la ingestión de pequeñas dosis el animal puede padecer falta de coordinación con efectos alucinógenos. Los síntomas tras la abundante ingestión de rododenro son: ardor bucal con salivación excesiva y dificultad para deglutir, alteraciones del sistema nervioso central con falta de coordinación, decaimiento y debilidad muscular, trastornos gastrointestinales con vómitos, diarreas y dolor abdominal, alteraciones cardíacas con disnea o dificultad para respirar, hipotensión y bradicardia o disminución de la frecuencia cardíaca, convulsiones, coma y muerte por asfixia o parada respiratoria.Tejo. Texo. Sabino (Taxus baccata): Toda la planta, excepto el aro rojizo que envuelve las semillas, es altamente tóxica. Si un ser humano, caballo o perro ingiere dicha planta, es probable que muera en pocas horas si no se toman las medidas adecuadas. Los síntomas tras la ingestión son inmediatos: conducta agresiva del afectado seguido de una somnolencia absoluta, trastornos gastrointestinales con dolor abdominal, irritación, vómitos y diarreas, midriasis o dilatación de las pupilas, falta de coordinación, disnea o dificultad para respirar, inflamación renal y hepática, bradicardia o disminución de la frecuencia cardíaca, debilidad muscular, parálisis, temblores, convulsiones, coma y muerte por parada cardiocirculatoria.Tulipán (Tulipa): El bulbo del tulipán es altamente tóxico, los síntomas tras su ingestión son: irritación gastrointestinal, vómitos y diarreas.

Flor de Pascua. Poinsetia (Euphorbia pulcherrima): Todas las partes de la planta son tóxicas, en especial el látex que circula por su interior. El contacto directo con el látex de la planta puede provocar dermatitis con irritaciones, prurito o picor, edema e incluso aparición de vesículas o ampollas. Los síntomas tras su ingestión son: trastornos gastrointestinales con vómitos, diarreas, dolor abdominal, irritación de las mucosas y salivación abundante. El contacto directo del látex de la planta con los ojos de la víctima puede provocar trastornos oculares más o menos graves según sea la dosis.Hiedra. Yedra (Hedera hélix): Todas las partes de la planta son ligeramente tóxicas a excepción de los frutos, los cuales son de una toxicidad extrema. El contacto directo con la hiedra, debido a los pelos que recubren la planta y al jugo que se encuentra en su interior, puede provocar: dermatitis con irritaciones, erupciones cutáneas e incluso aparición de ampollas y úlceras. Los síntomas tras la ingestión de la hiedra son: trastornos gastrointestinales con vómitos, diarreas y malestar general, fiebre, espasmos musculares, excitabilidad, bradicardia o disminución de la frecuencia cardíaca y, dependiendo de la dosis ingerida y del tamaño del animal, coma. En casos extremos, se puede dar la muerte por asfixia con parada respiratoria.Hortensia (Hydrangea macrophylla): Tanto las hojas como las flores de la hortensia son nocivas y peligrosas. Los síntomas tras la ingestión de las hojas o las flores son: trastornos gastrointestinales con diarreas, vómitos y dolor abdominal, malestar general y falta de coordinación.Ipomea. Correhuela. Campanilla (Ipomoea. Convolulus arvensis): Existen varias especies que pertenecen a este género y en la mayoría de ellas las semillas y las raíces con altamente tóxicas; el resto de la planta es purgante. Los síntomas por ingerir Ipomea provocan una acción alucinógena acompañada de malestar general, trastornos gastrointestinales con graves irritaciones de tubo digestivo, violentas diarreas y dolor abdominal.Jacinto. Junquillo (Hyacinthus orientalis): La parte tóxica de la planta es el bulbo y los síntomas tras su ingestión son: irritación gastrointestinal, vómitos, diarreas y en algunas ocasiones, incluso la muerte.Lirio. Lirio hediondo (Iris. Iris foetidissima): Los síntomas tras la ingestión de iris son: trastornos gastrointestinales con vómitos, abundantes diarreas, dolor abdominal, irritación y malestar general, junto a hipertensión o aumento de la presión arterial.Marihuana (Cannabis sativa): Los síntomas tras la ingestión de marihuana son: depresión del sistema nervioso central e incoordinación, así como vómitos, diarrea, babeo, aumento de la frecuencia cardíaca, e incluso convulsiones y coma.


Los síntomas de una intoxicación no siempre son evidentes, pues el envenenamiento se puede manifestar según los casos a través de signos digestivos, nerviosos o hematológicos.Es importante recordar las plantas que tenemos en casa, ya que en caso de accidente es fundamental determinar la causa de la intoxicación para poder administrar el antídoto adecuado. Pero esto no siempre es tan fácil:La identificación apropiada. Muchas veces, ante una mascota intoxicada, los dueños nos encontramos ante la ardua tarea de tener que identificar las plantas involucradas y saber explicarlo al veterinario con precisión.La dosis: Pocas veces sabemos cuál es la cantidad total ingerida o absorbida, por lo que es muy difícil establecer cualquier pronóstico.La mayoría de los casos de intoxicación no son correctamente diagnosticados. A pesar de ello, la evolución clínica del animal suele ser favorable, ya que los síntomas son fáciles de controlar con tratamientos rutinarios.
¿Qué plantas son peligrosas?La variedad de plantas que pueden resultar tóxicas para las mascotas es enorme y la identificación de todas ellas resulta complicada.En los gatos están descritas intoxicaciones con aquellas plantas denominadas lechosas, puesto que la savia blanca, de apariencia láctea, que está en el interior del tallo contiene saponina, una sustancia muy irritante que puede provocar serios trastornos al ser ingerida.Hay infinidad de plantas que pueden perjudicar a nuestro fiel amigo. En este apartado, hemos hecho una selección de aquellas que creemos que pueden encontrarse fácilmente en nuestro entorno:Acebo. Agrifolio. Cardón. Xardón (Ilex aquifolium): Tanto las hojas como los frutos y semillas de acebo son venenosos. Los síntomas tras ingerir una dosis mínima de frutos (dos serían suficientes), son: trastornos gastrointestinales con fuertes diarreas y vómitos, dolor abdominal, somnolencia y malestar general. Una dosis superior, y siempre dependiendo del tamaño del animal y de la cantidad ingerida, podría llegar a provocar deshidratación como consecuencia de la pérdida de líquidos, shock y muerte de la víctima.Adelfa. Laurel rosa. Loendro (Nerium oleander): Todas las partes de la adelfa son altamente tóxicas. Los síntomas tras ingerir adelfa, siempre dependiendo de la dosis y del tamaño del animal, son: trastornos gastrointestinales con vómitos, diarreas, irritación y dolor abdominal, somnolencia con depresión del sistema nervioso central, fiebre, trastornos cardíacos con taquicardia o aumento de las contracciones del corazón y arritmias, disnea o dificultad respiratoria, debilidad, coma y muerte por paro cardíaco.Amarilis. Estrella de Caballero (Amaryllis belladona): Al igual que la mayoría de plantas bulbosas, los bulbos de amarilis son altamente tóxicos. Los síntomas tras la ingestión de bulbos de amarilis son: trastornos gastrointestinales con vómitos, fuertes diarreas, dolor abdominal y malestar general, falta de coordinación, trastornos cardíacos y en casos extremos y debido a una sobredosis, muerte del afectado.Caladio. Alas de ángel (Caladium hortulanum): Existen varias especies que pertenecen al género Caladium, todas ellas y todas sus partes son tóxicas. Los síntomas tras la ingestión de caladio son: ardor bucal, salivación abundante, dolor intenso, irritación, edema o hinchazón de lengua, cuello, esófago, estomago e intestinos, trastornos gastrointestinales con vómitos, fuertes diarreas y dolor abdominal, y disnea o dificultad para respirar.Ciclamen. Panporcino (Cyclamen): Entre sus principales contenidos activos se encuentra una sustancia denominada ciclamina (de mayor concentración en la raíz), un violento purgante de gran toxicidad para los animales. Los síntomas tras la ingestión de ciclamen son: trastornos gastrointestinales con vómitos, fuertes diarreas, malestar general y dolor abdominal, convulsiones, insuficiencia renal y parálisis.Clivia miniata (Clivia miniata): Todas las partes de la Clivia Minata resultan tóxicas debido a la presencia de oxalato de calcio. Los síntomas tras la ingestión de esta planta son: vómitos, diarreas e irritación de aquellas partes a las que llegan las porciones ingeridas.Costilla de Adán. Esqueletos (Monstera deliciosa): Excepto los frutos, el resto de la planta resulta tóxica (entre sus principios activos se encuentra oxalato de calcio). Los síntomas tras la ingestión de la comúnmente llamada costilla de Adán son: alteraciones gastrointestinales con posibles vómitos, irritación e inflamación bucal, de cuello, de esófago, etc.Crotón (Codiaeum variegatum): El crotón pertenece a la familia de las euforbiáceas, plantas que contienen un látex tóxico que circula por su interior. El contacto directo con el látex de la planta puede provocar dermatitis con irritación, enrojecimiento y posible aparición de vesículas o ampollas. Los síntomas tras la ingestión de crotón son: ardor bucal, salivación excesiva, dificultad para deglutir, inflamación de lengua, esófago y estómago, trastornos gastrointestinales con fuertes diarreas, vómitos y dolor abdominal, midriasis o dilatación de las pupilas, convulsiones, alteraciones renales y hepáticas y, en casos extremos y debido a una sobredosis, muerte de la víctima.Difenbaquia (Dieffenbachia): Todas las partes de la planta son tóxicas (el látex blanco que circula por su interior es nocivo e irritante), en especial las hojas y el tallo. El contacto directo con la planta puede provocar dermatitis con irritación, enrojecimiento, inflamación y en ocasiones aparición de vesículas o ampollas. Los síntomas tras la ingestión de Dieffenbachia son inmediatos y por tal motivo, lo más frecuente es que el animal deje de ingerirla. De todos modos, los síntomas que puede sufrir son: ardor bucal, inflamación, dolor intenso, salivación excesiva, dificultad para deglutir, edema o hinchazón de cuello, esófago, estómago e intestinos, vómitos, disnea o dificultad para respirar y, en casos excepcionales, dependiendo de la cantidad ingerida y del peso del animal, muerte de la víctima por asfixia.Espatifillo. Lirio de la paz (Spathiphyllum): Al igual que alguna de las plantas tóxicas con efectos irritantes inmediatos, como la anteriormente citada Difenbaquia, lo más normal es que el animal deje de ingerir la planta al notar los síntomas.Filodendro (Philodendron): Existen varias especies que pertenecen al género Philodendron, siendo todas y en todas sus partes, tóxicas. Los síntomas después de masticar el filodendro son inmediatos: ardor bucal, dolor agudo, salivación excesiva y edema o hinchazón de lengua y faringe con dificultad para respirar. Si se llegase a producir su ingestión, los síntomas se pueden agravar con edema de esófago, estómago e intestinos, vómitos, asfixia y en casos extremos, muerte del afectado. Tras la ingestión del filodendro, los gatos presentan un cuadro clínico bastante preocupante con trastornos renales, agresividad, convulsiones y en algunas ocasiones encefalitis o inflamación del encéfalo con debilidad muscular y parálisis.

Del mismo modo que el recién nacido, nuestras mascotas están rodeadas de amenazas que atentan contra su integridad física, desde productos de limpieza pasando por insecticidas, pesticidas, fertilizantes, raticidas o medicamentos. Normalmente, ya procuramos tener todos estos productos fuera de su alcance pero solemos pasar por alto otro peligro no tan evidente: las plantas.Existen numerosas plantas que son irritantes o tóxicas, y el simple contacto con ellas puede ocasionar importantes reacciones en la piel. Otras, al ser ingeridas pueden ocasionar severos cuadros gastrointestinales, con vómitos, diarreas y pueden llegara a ser causa de muerte.El origen tóxico puede encontrarse en hojas, tallos, flores o frutos, y puede estar siempre presente o sólo hallarse en algunas épocas del año. Nuestra mascota puede, accidentalmente, ingerir alguno de estos componentes y que no le pase nada o puede requerir la visita urgente al veterinario.Al conocer este riesgo, lo primero que se nos pasa por la cabeza es eliminar el problema de raíz. Es decir, quitar de nuestra casa todas las plantas consideradas peligrosas (solución un poco radical), pero lo que no tenemos en cuenta es que si salimos al campo, no podemos hacer desaparecer toda la vegetación que nos rodea. Y prohibir las salidas al campo al perro ya sería demasiado. Como en todo, lo que debemos hacer es mantener las precauciones adecuadas.Lo más razonable que podemos hacer en estos casos es educar a nuestra mascota desde pequeña. En primer lugar, debemos ser conscientes que un alto porcentaje de plantas ornamentales, sean de exterior o interior, son tóxicas por ingestión.Los cachorros de perro, que tienen tendencia a llevarse a la boca todo lo que está a su alcance, son los principales afectados. Debemos enseñarles que no pueden morder las plantas bajo ningún concepto. Si el perro no hace caso, podemos untar la punta de las plantas con algún producto amargo. Hasta que no veamos que nuestro cachorro se muestra totalmente indiferente hacia las plantas, no debemos dejarlo solo con ellas.Los gatitos son, en general, más selectivos cuando se trata de escoger sus “juguetes”, razón por la cual las intoxicaciones son menos frecuentes en ellos.A pesar de que hayamos enseñado bien a nuestra mascota a no comer las plantas que lo rodean, existen otros factores que podrían favorecer la ingestión:Las temperaturas elevadas del verano y la posible la falta de agua. Estos son motivos suficientes para inducir al animal a ingerir cualquier planta de tallos tiernos. Debemos estar alerta para no dejarlo nunca sin agua.El aburrimiento. Cuando un perro, especialmente de cachorro, pasa largas horas solo y aburrido, para distraerse es posible que empiece a morder todo lo que encuentre a su alrededor, incluido plantas.El cambio de hogar. El estar en un sitio nuevo puede llamar la atención del animal hacia objetos, como las plantas, que antes le habían pasado inadvertidos.La falta de espacio. El carecer de espacio en la vivienda aumenta la agresividad y puede crear un estado de nerviosismo en nuestro perro, lo que intensifica la necesidad de romper y masticar lo que encuentre a su alcance, como las plantas.
¿Qué hacer si mi mascota parece intoxicada?


Ejercicio en los cachorros


El ejercicio en los cachorros. Algo fundamental para una vida sana
El ejercicio es una actividad física de la que depende el buen o mal estado de salud de un animal durante toda su vida, pero es fundamental que se empiece a desarrollar desde edad temprana, pues esto le dará al cachorro muchas ventajas con respecto a los que no lo practican.
El ejercicio le permite al cachorro desarrollar una vida dinámica y positiva, fortalece sus músculos, le permite aprovechar de mejor forma los aportes energéticos del alimento, le da vigor y mejora el funcionamiento de órganos vitales como el corazón y los pulmones.
Los cachorros que se ejercitan tienen un mejor estado general, que les permite estar más alerta ante situaciones de riesgo, poseen más resistencia y agilidad, coordinan mejor sus movimientos y son mucho más flexibles.Otro punto importante a saber respecto del ejercicio en los gatitos, es que esta actividad es la base de una buena socialización entre los cachorros cuando están con la madre, ya que a partir del juego, los pequeños empiezan a conocer su entorno, a jerarquizarse y a conocer las cosas permitidas y no permitidas por su madre.
Ahora bien, cuando el cachorro es destetado y llega a su nuevo hogar, él empieza a relacionarse con su familia humana en gran parte a través del juego, ya que correr, saltar, y morder son sus actividades fundamentales, además de comer y dormir. El tener un cachorro activo que juegue mucho, es decir, que se ejercite, es uno de los mejores indicadores del estado de salud de la mascota, ya sea gato o perro; debido a lo anterior, los médicos veterinarios recomendamos que a la hora de comprar o adquirir un cachorro se fije uno bien en su estado anímico y el grado de actividad física que presenta el animal cuando está despierto y con respecto a los demás miembros de la camada. Por lo que se refiere a lo expuesto anteriormente, los propietarios de mascotas deben proporcionar periodos regulares de ejercicio vigoroso para el perro o el gato en crecimiento, ya que esto contribuye a conseguir un balance energético adecuado y mantiene un desarrollo muscular normal.
Los perros jóvenes deben hacer ejercicio para mantenerse fuertes y con una condición muscular satisfactoria a lo largo de su periodo de crecimiento. Por tal motivo, correr, jugar, cazar o nadar durante 20 – 40 minutos diarios, resulta adecuado para la mayoría de los gatos y perros. Debe evitarse, sin embargo, de forma cuidadosa los periodos prolongados de ejercicio que sobrecarguen en forma excesiva las articulaciones en desarrollo, especialmente en los perros de razas grandes y gigantes. Otro punto importante en que el ejercicio beneficia la salud de nuestras pequeñas mascotas, es el de evitar la aparición de un problema como es la obesidad, siendo ésta una de las afecciones nutricionales que se presenta con más frecuencia en las personas y mascotas de las sociedades occidentales.
La obesidad es un problema que aunque aparece poco en los cachorros, sí se puede originar en esta etapa de sus vidas y, si esta afección se presenta a temprana edad, sus efectos son más graves aún. Se considera que un animal es obeso cuando su peso sobrepasa en un 15 por 100 su peso corporal normal. Este problema afecta a un 15 – 30 por 100 de los gatos y 30 – 50 por 100 de los perros. En éstos se presenta con mayor proporción en las hembras; otro dato anecdótico es que, con frecuencia, las mascotas obesas pertenecen a propietarios obesos.
El ejercicio diario es fundamental para la prevención de la obesidad. Con esto no se pretende que el animal sea un atleta, pero sí que el ejercicio consiga consumir lo que el organismo no utiliza (niveles energéticos en exceso), para mantener las necesidades fisiológicas en perfecto estado. Efectos de la falta de ejercicio y del sobrepeso en las mascotas:• Disminución en las respuestas generales.• Disminución en la cantidad y calidad de vida.• Alteraciones articulares.• Dificultad respiratoria.• Problemas cardiovasculares.• Lipidosis hepática sobre todo en gatos.• Mal metabolismo de los fármacos, en especial de los anestésicos durante los procedimientos quirúrgicos.• Aburrimiento, sedentarismo.• Agresividad, falta de sociabilización.• Predisposición a problemas de comportamiento.
Como hemos podido apreciar, amigos lectores, la actividad física y el ejercicio influyen grandemente en el buen estado de salud de nuestros gatos y perros. Por eso es importante permitir que puedan ejercitarse y a la vez divertirse junto con sus amos. Lo importante es saber la cantidad adecuada y la manera de hacerlo correctamente y, para esto, puedes asesorarte en tu médico veterinario.
En el caso de los gatitos, es bueno que tengan áreas para su ejercicio y juego, de tal manera que es muy útil disponerles gimnasios; sin embargo, ellos tienen la facilidad de que se divierten con las cosas más sencillas del mundo, como una hoja de papel doblada en forma de pelota o una barita con un lazo.De nuestro ingenio depende que nuestras mascotas se desarrollen de la forma más sana posible. Además, el compartir con ellos el ejercicio nos beneficia grandemente, nos permite conocerlos más, reducimos los niveles de estrés mutuamente y también nos ejercitamos nosotros.

Desparasitación en perros

La desparasitación periódica de nuestras mascotas debería ser una rutina preventiva imprescindible durante toda la vida del animal aunque uno de los periodos más vulnerables será mientras son cachorros por la inmadurez de su sistema inmunológico.La desparasitación consiste en impedir el contacto con el parásito o eliminar al propio parásito en caso de que ya hubiese habido contacto.Nuestros animales podrían alojar parásitos, tanto internos como externos, que afectasen muy negativamente a su salud e incluso podrían transmitirse a los seres humanos y a otros animales.Actualmente, existen en el mercado un buen número de productos específicos para desparasitar fácilmente a nuestras mascotas entre los que podremos elegir el que más se adapte a sus necesidades.
Tipos de parásitosLos parásitos pueden ser internos o externos.Parásitos internosViven en el interior del cuerpo del animal, principalmente en los intestinos. Se pueden distinguir dos tipos:• Lombrices planas (Cestodos o Tenias)• Lombrices redondas (Nematodes)Los síntomas de la infesta pueden ser diversos. Algunos parásitos como el Echinococcus granulosus no produce ninguna alteración en el animal, sin embargo, los huevos eliminados a través de las heces, pueden resultar peligrosos al ser ingeridos por humanos o por otros animales ya que la larva se enquista produciendo “Quistes de Hidatídicos”, habitualmente en el hígado, donde producen graves desordenes.Otro de los síntomas habituales de las lombrices son las alteraciones gastrointestinales (vómitos, diarreas, hemorragias). En infestaciones muy severas se podrían producir obstrucciones intestinales, anemias e incluso alteraciones nerviosas.
Parásitos externosA éstos los encontramos en el exterior del animal, a menudo de forma visible.Aquí tienes los más frecuentes:• Garrapata: es el más grande de los ácaros, se alimenta de la sangre de su huésped al que permanece enganchada mientras se llena. Una vez saciada, se desprende. Producen en el animal prurito y dermatitis y podrían transmitirle graves enfermedades como la Ehrlichiosis, entre su variada sintomatología se encuentra la epistaxis (hemorragia nasal) que en estadios graves podría resultar mortal para el animal.• Pulga: este pequeño insecto saltador se alimenta de sangre. La picadura produce en el animal (y en las personas) un molesto escozor. Su saliva puede desencadenar reacciones alérgicas produciendo erupciones cutáneas más o menos importantes en función de la intolerancia.• Mosquito: el conocido y molesto insecto puede causar en nuestra mascota graves y, en algunas ocasiones, mortales enfermedades como la Leishmaniosis y la Filariosis ya que actuaría de portador del propio parásito causante.
¿Cuándo y cómo desparasitar a nuestra mascota?El veterinario te indicará tratamientos y pautas según la especie, el tamaño y la edad del animal.Te mostramos los tratamientos de prevención más habituales en animales sanos:
Animales Adultos• Parásitos internos: Generalmente se aplica el tratamiento durante todo el año, cada 3 meses. Lo normal será mediante un comprimido, pipetas o inyectables.• Parásitos externos: La posología y duración del tratamiento ira en función de lo que marque el producto elegido. Generalmente la protección dura entre 1 o 2 meses. El periodo de aplicación sería desde el inicio de la primavera hasta el otoño. Los formatos habituales suelen ser sprays, pipetas y collares.


Los cachorros son especialmente vulnerables a los parásitos por lo que habrá que prestar especial atención a este tema. Su joven e inmaduro sistema inmunológico podría no ser capaz de combatir el problema.Desde el inicio, se les debería desparasitar de lombrices intestinales y de protozoos parásitos. Transcurridos unos meses, se puede iniciar la desparasitación externa teniendo en cuenta la toxicidad de los productos.En cualquier caso, es conveniente seguir la pauta e indicaciones que nos vaya marcando nuestro veterinario.

Cocker Mini

Cocker Mini

Chihuahua

Chihuahua